Hay una exagerada tendencia a ubicar los orígenes de toda actividad artística y filosófica en los primeros asentamientos humanos conocidos. Así, el teatro, la ópera, la música, comenzaron en la caverna paleolítica de la esquina, donde las reuniones podían pasar de la profunda y mística meditación a la más exultante y desenfrenada alegría.

No siendo suficiente el nacimiento de las ciencias y artes para estos afanosos progenitores, hay quien también les achaca la creación de desarrollos más contemporáneos, como la multimedia e inclusive la realidad virtual.

Baste el ejemplo mostrado para enterarse que de alguna forma se las ingeniaron para inventar también el cine y la animación…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s